IMPORTANTE

Los siguientes Fondos Comunes de Inversión

Se encuentran en proceso de desarme por la Resolución General de CNV N° 836.

En caso de tener cuotapartes, por favor contactar a tu asesor financiero.

El dinero y el paso de los años: ¿Cómo tomar buenas decisiones?

27 noviembre, 2014

Cuando se es joven la idea de grandes inversiones no entra en nuestras prioridades, pero cuando ya tenemos hijos esas opciones pueden mejorar el presente y el futuro de la familia.

Conociendo el valor del dinero y del esfuerzo

Desde los 10 y hasta los 20 años, empieza nuestra relación con el dinero. Lo importante es que los adultos, nos enseñen a entender  su  valor, por eso darles plata a los más chicos de la casa para que realicen transacciones los ayudará a comprender que por eso reciben algo a cambio. De esta manera, conocerán los billetes y empezarán a tener sus primeras nociones sobre el concepto de vuelto.

Otro punto fundamental, es que aprendan a administrarlo, por eso al principio será importante que los más pequeños reciban dinero fijo por día para que aprendan a tomar decisiones. Por ejemplo: calcular un monto por el que tengan que decidir en el colegio entre comprar un sándwich con un jugo o comprar un alfajor con una gaseosa, pero que no les alcanzará para un sándwich y una gaseosa todos los días. De esta forma, entenderán que no pueden comprar  todo.

Muchas veces, sucede que en un paseo con un niño se encapricha con un juguete y, al límite de la paciencia, los padres se lo compran. Sin embargo, si se sigue al pie de la letra sus pedidos el niño irá olvidando los juguetes que tiene. Por eso es aconsejable darle plata para eso que quiere, pero pedirle a cambio que haga una tarea como lavar los platos, hacer la cama o levantar la mesa. Lo importante es proponerle siempre algo que no sea imposible, pero que sí implique un esfuerzo de su parte. Seguramente, después de la tarea prefiera guardar el dinero o comprar otra cosa, porque obtener ese juguete le representó un esfuerzo y, por lo tanto, también le durará más tiempo y tendrá una satisfacción a la largo plazo.

Ya en el secundario, ese monto se puede fijar por semana. Es probable que la primera semana el dinero solo le alcance hasta el miércoles, pero no hay que castigarlo por el contrario, aprenderá y se dará cuenta del valor de lo que compra.

La inversión en uno mismo

A partir de los 20 y hasta los 30 años, es importante invertir en uno mismo: en capacitación, formación, viajes, etc. Si se cuenta con el dinero suficiente, lo ideal es inscribirse en algún curso en el exterior, no solo es una oportunidad también es una excelente inversión porque te quedarán contactos afuera y además, será un plus para el mercado laboral local.

Crecimiento profesional y personal

Desde los 30 y hasta los 50 años es una etapa amplia, en la que ya sabés lo que querés, estudiaste, viajaste y te consolidaste, ahora es el momento de crecer laboralmente. Probablemente, ya sea una etapa de tu vida en la que tengas pareja, y, quizás también, hijos. El patrimonio debería empezar a crecer, pero también comienzan a crecer los “gastos involuntarios” como el colegio, la obra social, etc. Si cobrás un sueldo, es muy probable que el 80% se te vaya en decisiones previas, así que este es un buen momento para invertir. En Consultatio Plus tenemos una variedad de instrumentos financieros que se ajustan a tus necesidades. De acuerdo a tu perfil de inversor y al nivel de riesgo que estés dispuesto a asumir, nuestra familia de fondos brinda a los pequeños y medianos ahorristas la posibilidad de potenciar sus ahorros y actuar en el mercado de capitales, con el criterio y la profesionalidad con la que actúan los grandes inversores.

Por otro lado, a la hora de cuidar tu dinero también es importante que te detengas a pensar en que lo gastás. A veces la diferencia está en los pequeños detalles, sobre todo, si tenemos en cuenta que en general gastamos dinero, movilizados por las emociones más que por la racionalidad. Por eso, también es importante que empieces a planificar. Un buen ejemplo de esto, puede ser la planificación a la hora de las compras, esto implica tener ya identificado lo básico y no estar atado a preconceptos como puede ser comprar únicamente productos de marca. Te podés dar un gusto, por supuesto, pero no en todos los productos. Hace ya un tiempo que los supermercados entregan cupones para compras futuras, pero el 90% de las personas no los utilizan porque se resisten a ir a comprar en el momento indicado para canjear el cupón. ¡Es hora de los aproveches!

Madurez y plenitud

Ya en los 50 y hasta los 65 años, es el momento de la madurez laboral, la etapa en la que llegamos al máximo de nuestras capacidades. Pero también es el momento del disfrute, tus hijos ya no viven en casa o van a la universidad, lo cual representa menos gastos. Es una buena etapa para ahorrar e invertir para hacer crecer tu patrimonio pensando en tu retiro o tal vez en darte un gusto que tenés pendiente como ese viaje que siempre soñaste.

Para invertir, hay que jugar en el mercado de capitales, asesorándote con especialistas sobre cómo hacer crecer y rendir tu inversión lo máximo posible. Y en este punto, la experiencia y confiabilidad de los que más saben es fundamental, por eso en Consultatio Plus contamos con un equipo de profesionales que te aseguran la administración transparente de tu dinero.

De los 75 años en adelante

A partir de esta edad, crecen aún más  los “gastos involuntarios” en médicos, remedios o tratamientos y, si invertiste en etapas anteriores, ese dinero te permitirá cubrir esos gastos. Se ahorra e invierte, por tres razones: para consumo futuro, para el retiro o por previsión. Por eso, nuestro consejo es que después de los 30, destines un dinero para el ahorro y la inversión. Al principio puede parecer un gasto, pero con el tiempo comprobarás que fue la mejor decisión que tomaste.

RELACIONADOS