Analistas aún ven oportunidad en bonos CER

2 febrero, 2018

El Boncer 21 trepó 10,9% desde mediados de noviembre y rinde hoy 3,75% más CER. En la parte larga de la curva, el Discount subió más de 16% y rinde 4,25% de tasa real

En un mes cargado de aumentos, el mercado se prepara para absorber no sólo la suba de tarifas sino también un potencial traspaso a precios por la suba del dólar en los últimos meses. A su vez, el ajuste de las metas de inflación generó un cambio de expectativas y un rápido reacomodamiento de precios de los bonos que ajustan por CER.

Concretamente, en la parte corta de la curva CER, el Boncer 21 registró un rally de 10,9% desde mediados de noviembre y rinde actualmente 3,75% más CER, comprimiendo cerca de 335 puntos básicos en todo el rally.

Por su parte, en la parte larga de la curva, el Discount Pesos subió más del 16% desde mediados de noviembre y rinde 4,25% de tasa real, comprimiendo 195 puntos en todo el avance, hasta los valores actuales. En un mes caliente en cuanto a la suba de precios, tarifas, prepagas, combustibles y un potencial traspaso a precios, la pregunta clave es si aún hay potencial y espacio para que estos bonos sigan siendo una buena cobertura en los portafolios.

Belisario Álvarez de Toledo, Portfolio Manager de Consultatio Asset Management, destaca que la curva CER sufrió en 2017 la volatilidad que tuvo el sesgo de la política monetaria, comprimiendo las tasas reales en el primer semestre en línea con la lasitud del sesgo monetario. “La reversión comenzó a observarse con la demanda de parte de aseguradoras cuando se las excluyo del mercado de Lebac y reforzada por la baja en las tasas de Lebac desde el 28 de diciembre”.

Álvarez de Toledo coincide con Vera y destaca que el nivel actual del Discount Pesos (DICP) en 4,25% de tasa real luce adecuado al contexto actual y no se espera una volatilidad tan importante de la política monetaria para 2018.

“Aun así, conviene mantenerse cautos en cuanto a la duration teniendo en cuenta que no se sabe dónde se encuentra la tasa real de equilibrio y considerando que el sell-off de la parte corta por parte de inversores externos la ha llevado a niveles de 3,75% (por ejemplo, el Boncer21 o el PR13). Esta curva puede tener mayor recorrido en un contexto de reducción mas importante del déficit fiscal y un relajamiento mayor al actual de la política monetaria mientras que eventos de shock externo como, por ejemplo, un incremento mas rápido al esperado en la tasas en Estados Unidos o un endurecimiento de la política monetaria domestica tendría el efecto contrario”, cierra el Portfolio Manager de Consultatio Asset Management.

Federico Furiase, Director de Eco Go, Profesor en la Maestría de Finanzas en UTDT y Asesor de Estrategia Financieras en ARG Markets, señala que a los bonos CER los vienen recomendando hace tiempo y que actualmente el Boncer 21 rinde en torno al 3,5%. “A este nivel de tasa todavía nos gusta el Boncer 21 para capitalizar el recalentamiento de la inflación con baja exposición a riesgo duration por la suba de tarifas (electricidad, gas y transporte), naftas y el trasladado a precios de la suba del dólar en los próximos meses donde se estarán negociando paritarias”, explica.

A su vez, el economista destaca que “ante la suba de la meta de inflación, el BCRA está yendo a un esquema monetario con una menor tasa real positiva ex ante, con lo cual tiene espacio para bajar las tasas nominales de interés en función de las expectativas de inflación, en línea con un dólar que probablemente se mueva más en línea con la inflación, con lo cual los bonos CER y algún dollar linked que pueda rendir arriba de 4% en función de los riesgos de liquidez, tienen sentido para diversificar la cartera de Lebac, aunque de corto el poco espacio del bcta para seguir bajando tasas desde el lado de la inflación y la idea de que el dólar no se puede ir mucho más allá de 20 antes de negociar el grueso de las paritarias de marzo, vuelven el atractivo del carry”.

Finalmente, Furiase resalta que “la parte corta de la curva CER o un plazo fijo UVA buscando un objetivo de tasa real en torno al 4% son alternativas que tiene que tener en cuenta el inversor que tiene un pasivo hipotecario atado a un crédito que ajusta por CER”.

Por último Furiase apunta que “si bien me sigue gustando la convexidad y el carry de los bonos en dólares largos para intentar capturar alguna compresión de spreads , ante la tendencia alcista de la tasa a 10 años americana es clave diversificar el riesgo cambiario de Las Lebac y el riesgo duration de los bonos largos con bonos en dólares de corto plazo como el AO 20 que rinde en torno a 4,5Juan Salerno, CIO o Gerente de inversiones de Compass Group destaca que los bonos con Cer nos siguen gustando por la expectativa de inflación pero con la corrección en la curva de bonos en dólares, principalmente algunos provinciales y soberanos largos lo vemos como atractivo punto de entrada. Creemos que tiene sentido mutar algo de la exposición en CER a algunos provinciales en dólares y para los más arriesgados la parte larga soberana”.

Más allá de las tasas atractivas que puedan ofrecer otros activos, desde Mar del Plata Bursátil finalmente advierten que siguen viendo un marcado interés en las Lebac. Así lo señala Adriana Figliolo, Gerente de Mar del Plata Bursátil, quien agrega: “recomendamos activos CER y otra gama de bonos que ofrecen una tasa real positiva y que se consiguen actualmente en el mercado. Siin embargo, el sesgo hacia las Lebac es muy alto, sobre todo por la combinación de bajo riesgo y alta tasa de la misma. Al ser un activo sencillo, los clientes prefieren ese activo y vemos hoy que el negocio de la Lebac supera a otros segmentos”.

Fuente: Link

RELACIONADOS